jueves, 20 de julio de 2017

AGOSTO GASTRONÓMICO EN UXUE

Dirigido por Humberto Bustince  Sola,  los días 8 y 9 de agosto,  se celebrará el curso de verano  “Migas, Ciencia y Estrellas en Uxue” organizado por la UPNA. Está destinado a  todo tipo de público al objeto de divulgar de forma amena y efectiva aspectos científicos de la astronomía actual, y  explicar de forma práctica, a través de una observación, el cielo nocturno tal y como puede observarse desde un entorno privilegiado como la villa medieval.
Tras el éxito del curso de verano “De Ujué al Cielo” impartido el año pasado, se quiere aprovechar esa experiencia para acercar el conocimiento científico en general, y el astronómico en particular, a una audiencia lo más amplia posible. En esta edición se pretende sacar las diversas actividades de un ámbito excesivamente formal o académico para integrarlas en la propia vida del pueblo de Uxue. Por ello, además de la sala de exposiciones de la calle Pasadizo, se pretende organizar diversas actividades en los restaurantes de la localidad, de modo que se combinen los aspectos científicos y lúdicos.
Se espera contar con la participación de la profesora Gracia Rodríguez, astrónoma de la Universidad Complutense de Madrid junto con otro invitado aún por fijar de la misma universidad; de los profesores Joaquín Sevilla, Jesús Palacián y Patricia Yanguas, de la Universidad Pública de Navarra; y de Javier Armentia, del Planetario de Pamplona. Además, con la ayuda del planetario de Pamplona y la Asociación de Astronomía, se organizará una observación de las Perseidas de agosto en el cielo nocturno.
Interesados pueden apuntarse hasta el 6 de agosto.

La Voz de la Merindad

PROGRAMA DE LAS FIESTAS DE SANTA ANA 2017 EN MÉLIDA

Sábado, 22 de julio
12:00 h: Cohete con la charanga El Encierro, gigantes y cabezudos
18:00: Desencajonamiento, encierro y capea
21:00- Pasacalles con gigantes y cabezudos. Encierro simulado.
22:30- Cena de los jóvenes. Después música en el frontón
23:00- Disco móvil con karaoke

Domingo, 23 de julio
12:00- Encierro
14:30- Concurso de calderetes
17:00- Talleres creativos
18:00- Desencajonamiento, encierro y capea
21:00- Pasacalles con gigantes y cabezudos. Encierro simulado.
23:00- Disco móvil con karaoke
01:00- Concierto con el Trío Legendario

Lunes, 24 de julio
10:00- Almuerzo popular
12:00- Gorriti y sus animales
14:00- Comida del Día del Socio de los Jubilados
17:30- Desencajonamiento y encierro
19:00- Concurso de recortes
21:00- Pasacalles con gigantes y cabezudos. Encierro simulado.
23:00- Disco móvil con karaoke

Martes, 25 de julio
12:00- Misa y procesión con la Coral de Mélida
17:00- Chiquilandia
18:00- Desencajonamiento, encierro y capea
20:45- Salve en honor de Santa Ana
21:15- Pasacalles con gigantes y cabezudos. Toro de fuego
01:00- Concierto con la Orquesta Nueva Era

Miércoles, 26 de julio
7:00- Aurora con la Coral de Mélida
11:30- Recepción de autoridades
12:00- Procesión y misa con la Coral de Mélida
17:00- Pasacalles infantil con ZANCOS AUSKALO
18:00- Desencajonamiento, encierro y capea
21:00- Pasacalles con gigantes y cabezudos. Encierro simulado.
23:00- Disco móvil con karaoke

miércoles, 19 de julio de 2017

EL FIASCO DE LA CIUDAD DEL TRANSPORTE DEJA UN AGUJERO DE 51 MILLONES DE EUROS

La ampliación fallida de la Ciudad del Transporte se confirma como, probablemente, el mayor desastre de la gestión de UPN y PSN tras la sentencia del Supremo favorable a los propietarios de los terrenos anejos a las actuales instalaciones. El Gobierno navarro deberá abonar ahora 51 millones de euros para indemnizar a dueños de unas fincas a los que se expropió indebidamente –y sin negociar con ellos– las hectáreas necesarias para ampliar la llamada Ciudad del Transporte, una especie de puerto seco ubicado en las afueras de Iruñerria (Imarkoain) para la carga y descarga de mercancías. Pese a que estos terrenos pasaron a ser públicos, las ampliaciones de esta «ciudad» no se realizaron, siendo la última de ellas un delirio mal diseñado para la carga de trenes en el que ni siquiera se contemplaban unas vías que respetaran el ancho internacional.
En el año 2008, el Gobierno pagó a esos propietarios 20,2 millones de euros, ya que fijó que el precio por metro cuadrado debía de ser de 20,01 euros (se expropiaron 636.000 para la tercera ampliación y 394.000 para la cuarta). Los dueños de esas tierras no quedaron conformes y recurrieron 17 expedientes. Ahora, el Supremo ha decretado que tenían razón y que el precio justo era de 53 euros por metro para algunas fincas y 57 euros, para otras. A consecuencia de ello, el Gobierno debe abonarles otros 51,3 millones (que derivan de la diferencia entre lo pagado y el precio real, más los intereses de demora por casi diez años de tardanza con un 5% de recargo).
Para hacerse idea de la magnitud del desastre en las cuentas públicas que supone este desmán, basta recordar que el presupuesto con el que cuenta la Consejería de Cultura y Deportes para todo este año no llega a los 47 millones de euros. El consejero Manu Ayerdi admitió que el Ejecutivo tenía ya previsto que el Supremo fallaría contra los intereses del Gobierno y daría un «palo» (fue su expresión literal) a las cuentas públicas. No obstante, encajar esta deuda no ha sido fácil. De hecho, Nafarroa ha tenido que pedir un préstamo para poder abonar la mitad de esta cantidad este año (26,3 millones) y tendrá que ampliarlo el año que viene para poder completar el pago.
En realidad, la deuda generada por la Ciudad del Transporte no recae directamente en el Gobierno, sino en Nasuvinsa (la empresa que gestiona la política de vivienda pública) que hubiera incurrido en bancarrota de no producirse esta intervención directa.
En resumen, la operación total de la Ciudad del Transporte arrojó 81 millones de euros de pérdidas para las arcas públicas y un beneficio de 26 millones para una empresa privada.

Aritz Intxusta, en GARA

SOBRE EL TRIUNFO DE AFI EN FITERO

La creación de una formación independiente, progresista y combativa en Fitero, AFI, se presuponía hace ya tres años y medio como un trabajo hercúleo para los que trazamos el mapa de acción. Había muchas barreras que superar, mucho miedo alrededor y pocos valientes decididos a dar el paso. En aquel comienzo de 2014 algunos comenzamos a dar batalla en el campo de las ideas, el único que nos podíamos permitir, con la publicación de una serie de artículos de denuncia sobre el legado de UPN y sobre las formas y fondos de la formación en nuestra localidad. Estos artículos sumados a cierta reacción popular ante la construcción del Cuartel acabaron con la creación de un equipo de ciudadanos que exigía dar batalla en el campo político tras tres años de inanición.
Todavía quedaba mucho trabajo por hacer ya que había que completar una lista electoral con catorce nombres, había que recoger medio centenar de firmas que respaldasen nuestra apuesta y necesitábamos que nuestros fieles se rascasen el bolsillo para financiar una humilde campaña electoral con carteles, mítines, papeletas y programas. Nuestros fieles nos respaldaron con dinero, ideas y sobre todo aliento, sirviendo todos ellos como trastienda intelectual y sobre todo moral a nuestro proyecto. Los tiempos nos ayudaban: se barruntaba caída a nivel navarro de UPN tras un cuarto de siglo entre derroches y escándalos, el Sistema a nivel estatal hacía aguas con la corrupción como principal lacra, y el proyecto conservador fiterano languidecía en contraste con el entusiasmo de la izquierda sociológica fiterana.
Otra de nuestras ventajas fue que la incapacidad de UPN para hacer frente a la batalla de las ideas, ya que algunos se han acostumbrado a derribar al adversario político con otras tretas. Por lo cual el camino de la palabra lo teníamos libre, entrando en las casas a través de la bendita red. Por primera vez en ochenta años los miedos y complejos cambiaban de bando. La única y tímida respuesta por parte de algunas capas sociales en decadencia fueron shows públicos que acabaron en ridículo, ayunos ya del compadreo de antaño por parte de los suyos. También fue llamativa la coz siete días antes de las elecciones vía Diario de Navarra contra AFI, caricaturizada como agrupación de esbirros de la izquierda abertzale. Pero las anchas espaldas de nuestro equipo hacían ridículo el toque de la trompetería cavernaria a la hora del vermú. Por primera vez algunas campañas difamatorias no pasaban factura a sus víctimas, normalmente disidentes políticos a los que comienzan a criticar solo cuando no se suman al aplauso del rebaño. Había nervios e ilusión por parte de AFI y arrogancia despreciativa por parte de UPN, que entre miradas cómicas, ay, se llevó un disgusto en la noche electoral en la que su formación fue desalojada del Gobierno autonómico y todas las cabezas de Merindad. AFÍ superó contra pronóstico el medio millar de votos, dejando la distancia entre "buenos" y "malos" en apenas un centenar de papeletas. Algo había cambiado y lo celebramos entre palmadas en la espalda, cervezas y una frase: "No os dejéis".
Los números los digirieron peor que mal, y todavía sonados ante el golpe electoral comenzó la legislatura. AFÍ había agavillado con empeño un programa, plagiado integramente por UPN antes de incumplirlo, lleno de ideas que propugnaban la regeneración, la transparencia y el final de la opacidad que reinaba en el Ayuntamiento. Y AFI dio batalla en cinco campos:
-En los plenos: ahí AFI se convirtió en látigo ante el pobre bagaje presentado por UPN tras cuatro décadas de poder con datos: los indicadores industriales, económicos, demográficos y laborales tenían el empeño de darles la espalda. Ahí se comenzó dar la batalla entre la denuncia de escándalos y la petición de facturas. Este clima concluyó al año con una dimisión coincidente con la decisión de UPN de suprimir ocho plenos regulares anuales, hecho al que se sumaban sus zancadillas en las comisiones, algunos intentos de encerrona civiles a la salida del los plenos y algunas frases antológicas en las reuniones periódicas de la Residencia. Ya saben, comedia involuntaria la llaman.
- En los juzgados: llevamos al Tribunal Administrativo de Navarra cada aspecto dudoso que propugnaba UPN. La justicia en algunos casos te da la razón, en otras la espalda. Pero el solo hecho de acudir a los tribunales evidencia que hay ganas de dar batalla hasta en algunos campos en el que se presupone que hay demasiado poderío conservador.
-En el mediático: nuestra principal batalla y nuestra indiscutible victoria. Con Facebook como campo de operaciones, con varios blogs como aliados, con un centenar de artículos llenos de denuncias e ideas, y con una revista en papel, Fitexpress, que nos hace llegar entre algunas capas de población a las que no alcanzamos con la red, AFI siempre ha estado informando y acercando el Ayuntamiento a los ciudadanos. En contraste, UPN tiró de manipulación de redes sociales, ya saben quién y porqué, de censura en la mítica revista municipal, creó de un panfleto propagandístico con el dinero de todos y sigue financiando a los medios regionales simpáticos con su folclore y desidia. Agua, agua, agua y agua. Y en algunos casos, ajo.
-En el campo cultural: factor indudablemente clave. El éxito de ventas de 'Fitero Comanche', que rompía el incomprensible silencio sobre la Guerra Civil durante cuarenta años (ese por el que algunos intelectuales tendrán alguna vez que dar explicación), fue completado por el análisis de 'Fitero DF'. Ambos libros rompían el apesebrado dominio conservador en este campo. La alergia antidemocrática que evidenciaron algunos, la prohibición de venta de un libro por parte de un partido que se dice demócrata y el agradecimiento entre susurros de algunos hizo que todo mereciese la pena.
-En el campo social: AFI comenzó a mirar áreas desatendidas por la izquierda durante décadas. La educación, los asuntos sociales o los deportes. También había que plantear batalla en el campo social pese a nuestra aparente minoría, involuntaria parodia de los tertulianos socialistas que acudían a 'El Gato al agua' de Intereconomía. Pero no nos podíamos perder la batalla, que no es de ideas: es la del miedo.
Y tras superar el ecuador de la actual legislatura nos encontramos un AFI fortalecido y orgulloso de haber madurado junto a una generación que se va haciendo mayor respirando nuestras ideas. En Fitero al menos hay una formación que pide el necesario cambio municipal y que se enorgullece de la dignidad de nuestros antepasados. Por eso brindamos y recordamos en el 1 de mayo. Por eso escribimos artículos, libros y revistas, montamos conferencias, proyectamos documentales y organizamos charlas varias. Algunas actividades de diversa índole nos hacen crear un núcleo duro de cargos electos, militantes sin carné y fieles simpatizantes. Hasta ahora el silencio guardaba la viña, pero ahora entre viñedos suena nuestro rock and roll. A la hora del ángelus. Pese a quien pese.
Y pesa que haya una generación de jóvenes que comparte nuestra mirada sobre los todavía no admitidos problemas crónicos y estructurales locales. Este hecho, la batalla de ideas y la petición de una democracia plena, contrasta con la visión local de nuestros adversarios políticos. Éstos, al carecer de munición política ante nosotros, han utilizado unos irrelevantes golpes bajos y dardos hacia el Gobierno del cambio. Porque la guerra de banderas evidencia que algunos les molesta más una ikurriña en el Baztán que una laureada en la Calle Mayor de Fitero. Y porque su comprensible y compartido dolor por la muerte de un concejal de Ermua contrasta con su silencio sobre los cincuenta asesinados fiteranos, sobre la cacería de 150.000 hombres por parte del fascismo en la retaguardia y sobre el homenaje franquista que todavía sigue instalado en la fachada del monumento que dicen que será clave para el resurgimiento turístico local. La idea a medio plazo es que AFI se rearme, asiente fuertes mimbres y desaloje del poder a UPN, que se ha convertido en incompatible con el cambio local e insufrible desde un punto de vista intelectual.
e-Ribera

MORIR ENTRE EL SOL Y EL ASFALTO

A las víctimas hay que ponerles cara, hay que ponerles vida: la que tenían. Pues bien, se llamaba Rafael Luque, tenía 54 años, una esposa y dos hijos –un chico y una chica–. Muchos amigos y vecinos de Arahal, Sevilla, que hoy están desolados. Este miércoles falleció tras haber pasado el día en el tajo echando asfalto a la carretera A-406 en Morón de la Frontera, a 27 kilómetros de su casa. Llegaron a registrarse 45º  en la zona, que aumentan por efecto del calor del propio alquitrán caliente que se pone en 170º. Los compañeros del fallecido, cualquier persona con sentido común, dicen que “es inhumano trabajar con estas temperaturas”.


Los compañeros relatan a AionSur.com que entraron a trabajar a las 7,30 horas de la mañana, a las 18.00 pararon porque se les había terminado el agua y el propio Rafael se acercó al bar donde suelen comer a llenar unas garrafas. Tras reanudar el trabajo, empezó a sentirse mal y fue sobre las 20.00 horas de la tarde cuando notaron que Rafael evidenciaba problemas serios de salud y llamaron al 112 de Morón. Poco después, fallecía. Hagan un cálculo de horas de trabajo. La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía confirma que Rafael Luque murió “por un golpe de calor”.

Un representante de la empresa, Construcciones Maygar S.L., declaró a Canal Sur que la obra era muy urgente. Amigos y vecinos insisten que, en ese caso, al menos deberían haber contratado dos turnos. Los sindicatos creen que se ha incumplido la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Maygar no cuenta con representación sindical.

Rafael es uno más en las estadísticas de los accidentes laborales. Todos tenían una vida, y hay que decirlo así aunque parezca una obviedad. Para él y tantos otros no rige la pueril cantinela del verano que se redobla más cuando aprieta en ola de calor. Ésa que nos recomienda ir por la sombra, beber líquidos y no hacer deporte. También es mala suerte.

Rafael no era famoso, ni llenará otras páginas que las de múltiples días de dolor para sus allegados. Sí es ejemplo de cuánto debemos hablar del estado del trabajo en España, que lleva a aceptar condiciones intolerables por la precariedad. Por la amenaza de despido explícita o latente. Excesiva competencia ante tanto desempleo. Concretamente, Andalucía, con Extremadura y Canarias, Ceuta y Melilla, se encuentran entre las 10 regiones con más paro de la Unión Europea, según un estudio de Eurostat.

Pero hay mucho más aún. En el país de la falsa recuperación que vende el Gobierno y su largo brazo mediático se da la paradoja que resumía Belén Carreño: es una recuperación sin empleo, que deja atrás millones de parados. ¿Cómo es posible que se firmen dos millones de contratos como ocurrió en junio y el paro baje en 100.000 personas? Porque el 92% de los “empleos” son a tiempo parcial, muy parcial, y temporales, muy temporales. En el mercado laboral español, casi tres millones de ciudadanos (2,8) trabajan por horas y la mayoría lo aceptan así porque no hay otra cosa. Según el Banco de España, esta anomalía enmascara las cifras del paro que sugiere estarían, de contabilizarse con rigor, en torno al 30%. Certifica sobre todo que con empleos tan cortos y escasos no se puede vivir.

Y mal pagados en muchos casos, no en todos. Hemos llegado a tener salarios que no dan para cubrir las necesidades. Los sueldos en España han bajado con “la crisis”, la crisis de la decencia seguramente.

Rafael murió en su puesto de trabajo. Era su labor diaria, como es la de sus compañeros que siguen ahí echando asfalto, sintiendo el mismo calor y olor. No es una actividad fácil, ni mucho menos. Y encima les añaden dificultades. Son demasiados los trabajos que se están degradando. Cada día se palpa el estrés de quienes han de multiplicarse por dos o por tres para cubrir las necesidades que se les requieren en el puesto. Y con la inseguridad permanente de cuánto durará su empleo. Solo en la mañana de este viernes, he visto a empleados de una operadora de telefonía observando, con estoicismo, la larga fila de clientes que aguardaban la apertura de puertas e irrumpían en algún caso con exigencias. Era como para salir corriendo. Poco después he encontrado a una periodista de cajera en un supermercado. “Pagan tan mal en todas partes”, me explicaba. Se ahorra a costa del bienestar de los asalariados.

Desde luego, se ha perdido en gran medida lo que siempre fue un privilegio y ahora parece una rareza: trabajar en lo que a uno le gusta. Acudir con ilusión, salir satisfechos de lo realizado. Hasta en trabajos vocacionales, duros de por sí, se padece la frustración e impotencia de la tijera que limita. La sanidad pública, la gran pagana de las ambiciones privatizadoras del PP y similares, por ejemplo. España es el país de la OCDE (salvo Grecia) que más ha reducido su presupuesto sanitario. Y no hay justificación alguna. Explicación, sí. Fácilmente deducible.

Lo que está ocurriendo en España compagina mal con carrozas y vestidos y la exultante e insultante frivolidad de los medios. Con la permanente distracción de lo esencial. Porque se puede tener un trabajo que llene aun con todos los contratiempos que puedan aparecer. Un trabajo que satisfaga incluso si la autoexigencia es alta. Se lo digo por experiencia. Y se nota porque el trabajo es una parte esencial de nuestra vida. De tenerlo, su carencia involuntaria es otro drama.

No creo que Rafael eligiera entre todos el trabajo que tenía, aunque llevaba muchos años en obras de carretera. Ni que el horizonte idóneo al despertar sea ir a echar asfalto durante horas a pleno sol, sol feroz, sin apelaciones. Ni ir a pelear con las limitaciones, ni el sobrecargo de trabajo. Todo es necesario para que el engranaje social funcione, pero no hay derecho a tantas trabas. En condiciones tan injustas que obligan a pagar precios irreversibles.

Rosa María Artal, en eldiario.es

lunes, 17 de julio de 2017

AYERDI DESTACA LA EVOLUCIÓN POSITIVA DE LOS PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS EN NAVARRA

El vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi , ha presentado un informe sobre la situación de la economía navarra al cumplirse la primera mitad de la legislatura y ha manifestado que su positiva evolución se sustenta en unas bases sólidas, como lo demuestran indicadores como el PIB, la creación de empresas o la tasa de desempleo.
Ayerdi se ha referido así a la actualización del marco estratégico de la economía navarra emprendida por su departamento, plasmada en la elaboración de la S3 o Estrategia de Especialización Inteligente, aprobada por el Gobierno de Navarra el pasado 1 de febrero, que ha definido como “la hoja de ruta del desarrollo económico” de la Comunidad Foral.
Ha destacado especialmente que se trata de una estrategia fruto del consenso, creada entre Administración, empresas, agentes del conocimiento y organizaciones sociales. Entre todos han buscado lograr una visión compartida de futuro centrada en seis sectores estratégicos (automóvil y mecánica, cadena alimentaria, salud, energías renovables, turismo e industrias creativas y digitales) y cinco factores de competitividad (desarrollo empresarial, innovación, infraestructuras, Administración pública y educación-formación). Su objetivo es lograr una Navarra más próspera, sostenible y con una mayor calidad de vida en el año 2030, con índices como un PIB per cápita que alcanzaría el 130% sobre la media europea o un desempleo de larga duración del 2%.

Iniciativas y planes estratégicos
Ayerdi ha destacado que la implementación de la Estrategia se está realizando a través de los 24 retos, los planes estratégicos y la política de clústeres. De este modo, se ha referido a las iniciativas a más corto plazo de la S3 que plantean 102 acciones para superar 24 retos, pertenecientes a las 11 prioridades estratégicas. La S3 cuenta con una dotación presupuestaria para 2017 de 197,2 millones de euros, con una proyección de incremento hasta 2020, en función de la disponibilidad presupuestaria, del 21%, hasta los 238 millones.
La Estrategia también contempla políticas de fomento para la creación de clústeres, y en este sentido, ha recordado la nueva convocatoria de ayudas existentes para que sigan constituyéndose como en 2016 se unieron empresas de los sectores audiovisual (Clavna), médico-sanitario (Navrra Health Tourism) y de energía eólica (Navarra Wind Energy Consortia AIE). Ha subrayado los clústeres suprarregionales y el proyecto Competitiv’eko en el que ya se ha comenzado a trabajar en cadenas de valor compartidas de Aquitania, Euskadi y Navarra.
A continuación, el titular de Desarrollo Económico ha hecho un repaso de las iniciativas puestas en marcha por su Departamento, como el II Plan de Emprendimiento de Navarra (2017-2019) que –ha recordado-plantea alcanzar el liderazgo europeo en longevidad empresarial. También ha aludido al Plan del Trabajo Autónomo de Navarra (2017-2020), entre cuyos objetivos está conseguir que cada año 1.000 personas sean dadas de alta en el Registro de Trabajadores Autónomos (RETA), y que los autónomos contraten a 500 personas por cuenta ajena anualmente. Ayerdi ha citado el Plan Energético Horizonte 2030, en el que se plantea reducir un 10% el consumo energía primaria respecto a las cifras proyectadas para 2025 mediante actuaciones de eficiencia energética, y lograr que la contribución de las energías renovables en el consumo total de energía final alcancen el 50%, además de cubrir el 15% de las necesidades del transporte con energías renovables.
Del Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación ha dicho que está orientado a mejorar el bienestar social posicionando a Navarra como región líder en I+D+i y del Plan Industrial de Navarra 2020 ha señalado que sus objetivos son aumentar en medio punto porcentual al año el peso de la industria, incluida la energía, en el PIB de Navarra, de forma que llegue al 33,50% en 2020 y aumentar el empleo industrial hasta los 70.000 puestos de trabajo en el mismo horizonte, entre otros.
En cuanto al Plan Internacional de Navarra (2017-2020), Ayerdi ha destacado que pretende elevar el número de empresas exportadoras regulares de las 888 actuales a 1.000 al finalizar el periodo y un incremento anual del 5% del número de empresas que vendan productos o servicios en el extranjero, de forma que el volumen total de exportaciones llegue a los 9.500 millones de euros en 2.020. Y sobre el Plan Estratégico de Turismo de Navarra (2017-2025) ha incidido en que busca incrementar en un 46% las pernoctaciones de viajeros europeos. Otras iniciativas a las que ha hecho referencia el vicepresidente están orientadas a la implementación comarcal, como la puesta en marcha de las acciones previstas en el Plan Estratégico de Sakana, la constitución del Observatorio de la Merindad de Estella y el compromiso del grupo impulsor con la Estrategia comarcal de especialización inteligente de la Ribera.

Desarrollo de los factores de competitividad
Por otro lado, se ha referido a las políticas de desarrollo de los factores de competitividad que impulsa su departamento en las que ha destacado acciones llevadas a cabo en los últimos dos años en relación al desarrollo empresarial, la consolidación y crecimiento de las pymes, el emprendimiento, la internacionalización, el crecimiento industrial la innovación, las infraestructuras, la administración pública y la educación y formación. De todas ellas ha comenzado destacando los apoyos financieros de Sodena a empresas (27 millones de euros) a través de participación en capital y préstamos participativos, y de las Sociedades de Garantía Recíproca (43,5 millones de euros), así como la entrada de Sodena en el accionariado de VECTIA.
Sobre el emprendimiento, ha destacado los 18 proyectos de la acelerada de startups ORIZONT y el programa Impulso Emprendedor de CEIN. Al tratar la internacionalización, ha querido hacer hincapié en la misión del sector eólico en India y en la entrada de Navarra en la Eurorregión. También ha destacado el potencial del sector agroalimentario navarro en relación a la misión en China y la misión comercial a Estados Unidos. Por otro lado, ha subrayado que la partida presupuestaria destinada al Plan de Industria ha aumentado un 47%, pasando de 21,4 a 31,5 millones de euros. Sobre el crecimiento industrial, también, ha querido mencionar los 7,8 millones destinados a transformar la antigua fábrica INASA en un polígono industrial, así como el convenio firmado recientemente con el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad para la transformación digital de pymes industriales.
Ha mencionado especialmente el incremento presupuestario (incremento del 50% respecto a 2016) para la innovación y las ayudas a la I+D+i, que en 2015 sumaron 13,70 millones, se duplican en 2017 con una previsión de 29,90 millones de euros de gasto. Las ayudas fiscales o el fomento de las energías renovables son reseñables, así como la reorganización de Aditech y la incorporación de L’Urederra en éste. En relación a las infraestructuras, tras mencionar las estratégicas como el Canal de Navarra, el corredor ferroviario, el aeropuerto de Noáin, la conexión digital o la red eléctrica, se ha referido a las infraestructuras de cohesión territorial y las actuaciones de mejora de éstas.
Aquí se han mencionado actuaciones como las reformas de los túneles de Belate y Almandoz, la partida de 1,5 millones para refuerzo de firmes de la Autovía del Ebro, las actuaciones de mejora de estructuras de la autovía de Leizarán, las licitaciones para proyectos de mejora de la N-121, la recuperación del programa de subvención a travesías urbanas, el Plan Integral del Transporte Interurbano de Navarra (PITNA) o el convenio de la tarjeta única de transporte con la Mancomunidad. Finalmente, ha habido una mención a la imagen exterior de Navarra y al Plan de Formación Profesional, que contempla un crecimiento medio superior al 7% en las plazas ofertadas para el próximo curso.

Coyuntura económica
El vicepresidente Ayerdi ha destacado que el PIB per cápita, que alcanzó los 29.807 euros al cierre de 2016, creciese el pasado año el 2,99% y mantuviera el mismo porcentaje de incremento de 2015. El dato se confirma en el primer trimestre de 2017, con un alza del PIB del 0,9% (3,1% interanual). Aunque el crecimiento es algo inferior a la media española (3,2% en 2015 y 2016) supera con claridad al de países como Francia (1,3% en ambos años) o Alemania (1,7% en 2015 y 1,9% al año siguiente). Manu Ayerdi se ha congratulado de que el aumento del PIB haya posibilitado una significativa caída del 7,18% de la tasa de desempleo de Navarra en 2016, que terminó con 40.045 paradas y parados, una cifra que a la que hay que restar 4.107 personas al finalizar en primer semestre de este año hasta quedar en 35.938 desempleadas y desempleados.
Al mismo tiempo, las afiliaciones a la Seguridad Social registran incrementos desde principios del pasado año y que suman 271.532 en junio de 2017. Asimismo, ha resaltado el dato referido a la creación de empresas en la Comunidad Foral: si el 1 de enero de 2014 había en total 35.324, un año después eran 36.738, y al comenzar 2016 sumaban 37.983. 2017 se ha iniciado con 38.444, después de que durante el año pasado se crearan 832 y se disolvieran 131. La tendencia se mantiene este año, en el que durante el primer trimestre se han registrado 333 nuevas empresas y han desaparecido 37, mientras que en el mismo periodo de 2016 se fundaron 316 y cerraron 65. Aún son más llamativas las cifras referidas a las cooperativas, ha recalcado el vicepresidente, quien recordó que si en 2014 se formaron 29, en los dos años siguientes nacieron 66 y 95, desapareciendo únicamente una en 2014, dos al año siguiente y una en 2016.
Durante el primer trimestre de este año se han formado otras 50 y ha cerrado una, unos datos muy similares a los del mismo periodo de 2016, cuando se fundaron 51 y no desapareció ninguna. En buena medida la evolución positiva de la economía navarra se sustenta en el dinamismo exportador de sus empresas, de las que 2.579 vendieron productos o servicios a otros países en 2016 por un importe total de 8.338,08 millones de euros, una cifra similar a la del ejercicio precedente (8.539,72 millones).
La balanza comercial navarra de 2016, como la de los años anteriores, refleja un holgado superávit al duplicar prácticamente las ventas al exterior a las compras, que ascendieron a 4.526,40 millones. Crece tanto el número de empresas exportadoras (pasan de 2.500 en 2015 a 2.579) como de exportadoras regulares (las que lo han hecho los últimos 4 años consecutivos: 862 en 2015 y 888 el año pasado).

Diario de Noticias

martes, 11 de julio de 2017

EL CASO ALTSASU

El Tribunal Supremo declaró competente al juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional para investigar el caso Altsasu, la juez Carmen Lamela realizó una instrucción en su línea habitual y ahora el fiscal José Perales pide 50 años para cada uno de los siete procesados añadiendo otros doce años y medio de cárcel por «amenazas terroristas» a uno de ellos lo que, en su caso, sumaría una condena de 62 años y medio.
Con motivo de una pelea de madrugada con unos guardias civiles acompañada de los correspondientes improperios -esos son los hechos de la causa- se pretende condenar a un ciudadano a 62 años de cárcel y a los otros seis a 50 años.
Autorizadas y sensatas las voces -entre ellas gobiernos navarro y vasco, parlamentos, líderes políticos- han declarado su rechazo frontal a esta petición fiscal, resaltando el carácter manifiestamente desproporcionado, exagerado y disparatado de la misma.
Pero cabe la sospecha de que tal petición fiscal no obedezca a un mero despropósito causado por error u ocurrencia de un fiscal que ha tenido un mal momento y se ha dejado llevar en su calificación.
La petición fiscal constituye una manifestación del sesgo vengativo del sistema español de justicia penal a la hora de abordar hechos relacionados con lo que se puede denominar el conflicto vasco o las consecuencias del mismo. Se trata de volcar «toda la fuerza de la ley» contra toda conducta social que pueda interpretarse, por instructores de la AN proclives a este tipo de teorías conspirativas, como un cuestionamiento la legitimidad de las fuerzas de orden público españolas. De esa forma una trifulca nocturna, que en cualquier otro lugar del Estado hubiera tenido consecuencias menores, se magnifica, en la fase de calificación de los hechos, como una expresión de «odio» hacia las «fuerzas de ocupación». Siguiendo el mismo esquema mental que inspira a fiscales e instructores podríamos decir que éstos están guiados por un odio visceral a todo lo vasco. Parece una exageración ¿verdad? Pues ese es el esquema imperante en esta causa: la desproporción, la discriminación, la voluntad de disciplinar unas conductas y unos pensamientos.
Según este planteamiento vengativo se castiga de forma desproporcionada porque se entiende que se está obligado a castigar de forma inmisericorde a aquellos ciudadanos que cuestionan su Autoridad -su poderosa y arrogante autoridad-. Se debe ejemplificar con duras y largas penas de cárcel a aquellos ofensores a quienes se tilda con la categoría de «enemigos». El caso Altsasu es un claro ejemplo del derecho penal del enemigo, el derecho de excepción donde se abandonan los principios garantistas y racionales del derecho penal.
No resulta fácil impedir estas decisiones. En este asunto que nos ocupa, los ciudadanos y ciudadanas que no somos partidarios de la venganza (intuimos que somos mayoría), así de entrada, deberíamos exigir la inmediata dimisión de este fiscal y la jueza instructora y la inmediata libertad de los procesados en este caso.
Pero, incluso asumiendo que la petición fiscal y el procedimiento penal abierto a estos ciudadanos es un punto de una estructura y una política definida y marcada estratégicamente por la venganza, en este caso concreto clama la estrategia de tergiversación de los hechos, la construcción de un relato de «hechos alternativos» no contrastados, basados en fantasmas y mitos que cualquier jurista que respete los principios liberales del derecho penal debería descartar como «irracionales» o contrarios al sano juicio.
Pero no podemos esperar. No debemos olvidar que esta injusticia no solo se está cometiendo contra los imputados sino también contra sus familiares y amigos, contra todo un pueblo que, ciertamente, no se enorgullece de los actos del caso, pero que está siendo castigado y disciplinado por solidarizarse con los detenidos al considerarlos víctimas de una venganza por parte del sistema de justicia penal español. Por eso resulta urgente para la pronta solución de este atropello contra el derecho y la democracia, por un lado, la internacionalización de la protesta, en la línea de los 52 eurodiputados, procedentes de 15 países miembros de la Unión, que han dirigido una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para solicitar que el organismo intervenga en la investigación del caso Altsasu, y, por otro lado, la enérgica movilización de nuestras instituciones, como es el caso de los más de 80 alcaldes, entre ellos los de Pamplona, Bilbao, Donostia y Vitoria, que han pedido que los encausados no sean juzgados por terrorismo, y la de todo tipo de asociaciones de defensa de los Derechos Humanos trabajando para la movilización de la sociedad y el envío de observadores internacionales al juicio, que den a conocer al mundo la verdadera naturaleza de la Audiencia Nacional y del sistema de justicia penal español que lo sustenta.

Pedro Ibarra, Joxerramon Bengoetxea, Baleren Bakaikoa, José Manuel Castells, Luis Elizegi, Xabier Ezeizabarrena, Gurutz Jauregi, Esther Larrañaga, Jon Gurutz Olaskoaga, Gemma Zabaleta y Ramón Zallo (en El Diario Vasco)